Cambios fiscales para autónomos en 2016

Imprimiricono para imprimir entrada

La semana pasada estuvimos hablando de varios temas que conciernen a las actividades de los autónomos. Seguimos investigando en el tema, y hoy queremos traeros una serie de cambios fiscales que les afectarán directamente a lo largo del 2016.

cambios fiscales para autónomos

A través de Sage se hace realizado una recopilación de las variaciones más relevantes para los autónomos con respecto al periodo impositivo anterior.

Modificación del sistema de módulos

La Agencia Tributaria establece así, una cuota según los parámetros objetivos en función del  tamaño, el tipo de actividad o la potencia de electricidad contratada. Con este sistema, se reduce para 2016 el número de empresas que pueden acogerse, disminuyendo así mismo el límite de ingresos de 450000 euros a 250000, casi la mitad. Los autónomos que emitan facturas a compañías con rendimientos por encima de los 225.000 euros tampoco podrán beneficiarse.

Cobros por nómina de socios trabajadores

Es necesario también que los socios de una empresa se den de alta como autónomos si el rendimiento producido por este procede de una actividad económica realizada a favor de la sociedad. A partir de este año será conveniente que se registre como autónomo si va a trabajar para sociedades dedicadas a la prestación de servicios profesionales.

Amortización de autónomos

Los trabajadores por cuenta propia tendrán la posibilidad de desgravar este año hasta el 50% de los gastos relacionados con su actividad, en artículos anteriores os hablábamos sobre la liquidación del IVA si eres autónomo. Es preciso por ello que estén vinculados a la actividad que realizan profesionalmente y lo justifiquen. Sin embargo, aún no servirá de gran ayuda para los autónomos que trabajen desde casa, puesto que resulta complicado separar el uso profesional del teléfono, electricidad o el agua.

Límites en gastos de atención a clientes

Aunque no existía ningún tipo de límite con anterioridad, actualmente se ha impuesto un máximo del 1% de la cifra de negocio, lo que afecta en gran medida a los autónomos, puesto que en el caso de rebasar esta cifra, tendrán un coste adicional en los gastos no deducibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

close-link