Freelance, claves para poder cobrar tu trabajo

Imprimiricono para imprimir entrada

La vida de un autónomo, también conocido como freelance, implica una gran responsabilidad, al mismo tiempo que implica una gran libertad de organización. Esta responsabilidad lleva implicado el cobrar tu trabajo directamente con cliente. Muchas veces esta tarea puede complicarse y darnos más de un disgusto. Desde Nersa queremos evitarte esos malos tragos, por ello traemos esta entrada con aspectos que debes considerar al acometer un trabajo.

Cobrar el precio justo por tus servicios

Nunca deberías establecer un precio por tu trabajo de forma precipitada. Siempre ten en cuenta revisar tus tarifas. Toma una calculadora y dedícale un poco de tiempo a establecer un precio que satisfaga tanto tus expectativas como las de tu cliente.

Muchas veces un precio precipitado no tiene en cuenta gastos bastante comunes pero que obviamos casi automáticamente. Durante un trabajo se debe tener en cuenta gastos como el desplazamiento, las dietas, los suministros básicos, etc.

calcular el precio de un freelance

Un freelance debe estar en constante contacto con el mercado, sólo de esta forma podrá conocer los costes reales mencionados anteriormente. Nuestras tarifas deben justarse a nuestros gastos y a la vez a las tarifas que el mercado mantiene para nuestro producto o servicio.

Una buena idea es consultar el presupuesto con el que cuenta nuestro cliente. Sin embargo sólo deberiamos aceptar el trabajo si ese presupuesto cumple nuestros gastos operativos.

Qué incluye y qué no se incluye siempre por escrito

Antes de aceptar cualquier trabajo debemos asegurarnos que las dos partes tienen claras las condiciones del mismo. Estas condiciones se recomiendan siempre recogerse por escrito; ya sea en un documento tangible, como un presupuesto impreso, o un documento intagible, como un correo electrónico.

Condiciones escritas al trabajar como freelance

Desde Nersa recomendamos firmemente que esas condiciones recojan no sólo qué incluye el trabajo, sino también qué es lo que no incluye. Tanto el cliente tiene que saber por qué está pagando, y el autónomo debe saber por qué está cobrando. A más de ello también se recomienda incluir los elementos que se pueden modificar puntualmente.

A pesar de la confianza que puede haber con ciertos clientes debemos evitar iniciar un trabajo sólo con confirmaciones verbales.

Las condiciones escritas de un trabajo nos evitarán futuros disgustos con nuestros clientes. Nosotros tendremos claros los gastos en los que incurriremos, y nuestros clientes sabrán claramente qué esperar de nuestro trabajo.

Asegurar los cobros en el momento adecuado

los cobros son importantes para el freelance

Lo más habitual en nuestro entorno es cobrar cierto anticipo antes de iniciar un trabajo. A pesar de ello pueden haber clientes que quieran pagar todo el trabajo al final del mismo.

Tanto si trabajamos para personas físicas o empresas lo recomendable sería establecer un contrato por el trabajo que vamos a efectuar. Sabemos que en el caso de las personas físicas esto puede resultar difícil por lo que por precaución recomendamos en este caso nunca inciar un trabajo si no ha habido un anticipo.

Como freelance, tampoco deberías adelantar o entregar partes importantes del trabajo si no ha habido una retribución anterior.  De esta forma se eliminará la posibilidad de que el cliente te deje tirado con el trabajo, o en el peor de los casos se apropie de tu trabajo e ideas sin pagarte.

Una solución para estos casos puede ser establecer un depósito en garantía.

Cobrar por tu trabajo en el tiempo adecuado te evitará muchos dolores de cabeza.

Consejos clave para los freelance

  • No sobrecargarse de trabajo: Muchas veces más no es mejor. Si eres consciente que más trabajo repercutirá en la calidad de los trabajos actuales es mejor rechazarlos y mantener a nuestros clientes felices. derecho de la segunda oportunidad
  • No debemos gastar un dinero que aún no está en nuestro bolsillo. Incluso si el trabajo está ya contratado y acordado, mientras el dinero no esté en nuestras manos no es nuestro. Un cliente puede cambiar de idea en cualquier momento.
  • Ahorrar y ahorrar: Cuando trabajamos como freelance nuestros ingresos no suelen ser estables a lo largo del tiempo. Es recomendable tener siempre disponible una cantidad de ahorros para los momentos en los que menos trabajo tenemos.ahorrar palabra de oro para los freelance

Para resumir nuestros consejos, tened en cuenta todos los términos de los contratos, sed cuidadosos con las finanzas, mantened plazos de cobro claros para evitar los malos clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

close-link