Cómo sacarle el máximo partido a tu plan de pensiones

Imprimiricono para imprimir entrada

¡Buenos días a todos! Hoy, en Nersa S.L., asesoría en Sevilla, os traemos un artículo muy interesante sobre cómo sacarle el máximo partido a tu plan de pensiones.

¿Cómo ahorrar en el IRPF con tu plan de pensiones?

Cuando se invierte en un plan de pensiones, es conveniente saber que el contribuyente puede ahorrarse una cantidad considerable de dinero, realizando las aportaciones pertinentes antes del 31 de diciembre. Dichas aportaciones reducen la base imponible del impuesto pero con límites: o bien un máximo de 8.000€ anuales o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidas durante el ejercicio (LIRPF, art. 51 y 52).

Ajustando las aportaciones

Debido a que el IRPF es un impuesto progresivo, conviene ajustar correctamente las aportaciones que se hacen al plan de pensiones. Muchas personas optan por aportar todos los meses la misma cantidad independientemente de la renta generada, sin embargo, esto puede ser perjudicial debido a la naturaleza del impuesto.

Al producirse más ahorro cuanto mayor sean las rentas del contribuyente, se recomienda aportar al plan de pensiones cuando las rentas hayan sido mayores en el año señalado. Si las rentas no han sido elevadas, se recomienda reducir la cantidad aportada o directamente no aportar nada, ya que el ahorro que se producirá en el IRPF no será significativo.

ahorro plan de pensiones

Teniendo en cuenta al cónyuge

Si estás casado puedes optar, además de la reducción que tiene como límite 8.000€, de un máximo de 2.500€ extra (LIRPF, art. 51.7), siempre que la pareja no obtenga rendimientos netos del trabajo (o que dichos rendimientos sean inferiores a 8.000€). En el caso de que el cónyuge cumpla los 65 años de edad, será dicho cónyuge el que deba introducir las cantidades en su IRPF.

Si todavía estás pagando la hipoteca

En caso de continuar pagando la hipoteca de tu vivienda habitual (que deberá haber sido adquirida antes de 2013) puedes optar por la reducción aplicable en dicho caso según la LIRPF, DT 18ª, 1, a. Si como contribuyente has podido ahorrar algo dinero a final de año, puedes destinar parte de este ahorro al pago anticipado de la hipoteca (pudiendo beneficiarte de una reducción del 15%) o destinarlo a pensiones, aplicando para ello la reducción correspondiente.

Además, si se decide cancelar anticipadamente el préstamo, se podrá beneficiar de un ahorro del 15% de las cantidades amortizadas siempre que la cantidad no supere el límite anual de 9.040€ (LIRPF, DT 18ª).

Designando beneficiario en caso de fallecimiento

Una vía poco conocida para sacarle más partido a los planes de pensiones es designar como beneficiarios en el supuesto de fallecimiento a aquellos familiares que presenten menores rentas. Como se ha explicado anteriormente, debido a la naturaleza progresiva del IRPF, si falleciese el contribuyente la tributación conjunta de la familia disminuirá. 

Por ello, puede ser ventajoso designar como beneficiario a un descendiente con bajas rentas o a nietos sin ingresos. Estas acciones no condicionan en ningún modo al aportante y puede decidir modificar dicha designación en cualquier momento según lo requieran las circunstancias.

Desde Nersa S.L., asesoría en Sevilla, sabemos que ajustar las aportaciones, elegir el beneficiario adecuado o destinar el ahorro generado a final de año a pagar anticipadamente parte de la hipoteca son acciones que pueden generar importantes ahorros para el contribuyente. Si tú también deseas poner en práctica estas acciones o te ha quedado alguna duda después de leer este artículo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Esperamos tu consulta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

¿Estas de acuerdo con nuestra Política de privacidad ?
close-link