Exención por venta de filial

Imprimiricono para imprimir entrada

Hoy en Nersa S.L.P., tu Asesoría en Sevilla, vamos a abordar el tema de la aplicación de la exención por venta de filial y  cómo os puede repercutir.

Es importante mencionar en primera instancia que quedarán exentas todas aquellas empresas que vendan sus participaciones en otra sociedad, ya que no deberán tributar por las ganancias obtenidas por dicha transmisión.

Requisitos para exención por venta de filial

Existen empresas que venden sus participaciones, ya sean en parte o todas, en otra sociedad, obteniendo de este modo una ganancia que puede ser declarada como exenta en su Impuesto sobre Sociedades. Por lo tanto, no existe límite para computar la exención, pudiéndose aplicar a los beneficios que coincidan con las reservas contables de la filial y también aplicable al posible exceso sobre dichas reservas.

Las plusvalías tácitas generadas por la filial derivan un beneficio que puede ser perfectamente alcanzable por la exención. Ese beneficio puede ser el sobreprecio cobrado al aumentar el valor de sus activos o bien por el fondo de comercio.

por tanto, los requisitos necesarios para la aplicación de exención son:

  • Adquirir las participaciones de la filial no en la fecha de la venta, sino como mínimo un año antes.
  • La participación en la filial ha de ser superior o igual al 5% en la misma fecha de transmisión, y si no es así, la participación adquiera un valor superior a 20 millones de euros, aunque el valor del porcentaje de participación no llegue al 5%.
  • Si la filial reside en España, no hay que olvidar la precisión que esto conlleva, ya que fuera del país ha estado sujeta a un impuesto análogo al Impuesto sobre Sociedades español, un tipo nominal del 10%.

El porcentaje que se puede transmitir

Para poder disfrutar de la exención, no es necesario que se venda un 5% de las participaciones, ya que la importancia reside en la disposición de la participación  mínima, independientemente que el porcentaje transmitido sea inferior.

Si hay alguna empresa que tenga el 20% del capital de la filial y venda el 3%, la exención es perfectamente aplicable.

Las Exenciones que tienen límites 

Existen exenciones que son aplicables en el beneficio de la venta, por lo tanto la filial adquiere carácter de sociedad patrimonial, porque la exención se aplica únicamente a la parte de la ganancia correspondiente a los beneficios que no se han distribuido, llamados también reservas. Quedan gravadas el resto de las ganancias, que son aquellas que corresponde a las plusvalías latentes de los activos  o al fondo de comercio.

En otras ocasiones, la empresa podrá aplicar la exención sobre la parte del exceso que, de forma proporcional, corresponde con los años en que no era patrimonial ,siempre y cuando durante el tiempo de tenencia la filial ha sido patrimonial en unos ejercicios y en otros no.

Puede darse el caso de que la filial sea a la vez una holding que va obteniendo dividendos o ventas de participaciones que llegan a suponer más del 70% de los ingresos, en estos casos se aplican unas reglas especiales. En estas ocasiones, para que sea posible la exención sería preciso que el porcentaje de participación de forma indirecta de la empresa en las filiales ( que serían de segundo grado) fuesen al menos el 5% y se haya mantenido durante un periodo aproximadamente de un año antes de la venta. Al no residir en España, han de cumplir el requisito de tributar a un tipo nominal mínimo del 10%.

exencion por venta de filial

Algún ejemplo real

Existen casos en los que la empresa tiene un 30% de una holding que posee el 40% de la filial A y el 15% de la B, siendo respectivamente 12% y 4,5% la participación indirecta. Por lo tanto, si se vende la holding, la parte de la ganancia que se  atribulla a las rentas procedentes de la filial A podrá tener derecho a la exención, pero sin embrargo, la parte que se atribulle a la filial tendrá que tributar.

En conclusión, si queremos que las ganancias que derivan de la venta de participaciones de una filial estén exentas, debemos comprobar que la empresa tenga al menos el 5% del capital de la filial con una antelación mínima de un periodo de un año.

Si tienes alguna duda o consulta, contacta con nosotros, Nersa S.L, tu Asesoría en Sevilla, y te ayudaremos en todo lo que podamos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

¿Estas de acuerdo con nuestra Política de privacidad ?
close-link