El IVA en las ventas a distancia

Imprimiricono para imprimir entrada

Hoy en día son muchas las firmas y marcas que utilizan el e-commerce o tiendas online para vender sus productos a particulares. Pero, ¿cómo tributa en IVA en las ventas online?

En Nersa Asesores, asesoria en Sevilla,  te vamos a ayudar a que conozcas cuáles son las reglas específicas de IVA que se le aplican a las ventas a distancia.

IVA en las ventas

Condiciones para la aplicación

Para que el régimen de venta a distancia sea de aplicación, se deben dar una serie de condiciones:

–           Los bienes deben ser enviados por el vendedor o por cuenta de éste con destino al comprador.

–           Las ventas deben realizarse de un país miembro de la Unión Europea con destino a otro país miembro.

–           El comprador debe ser una persona física que no tiene la condición de sujeto pasivo y actúe como particular.

Cuando estas condiciones se cumplen, ocurre que si en el año precedente no se han superado ciertos umbrales, a las referidas ventas a distancia se le aplicará el IVA del Estado miembro de origen. Si en este año se han superado dichos umbrales, se le aplicará el IVA de destino. ¿Cuáles son esos umbrales? Depende de cada estado miembro. En países como Alemania, Luxemburgo, Holanda o Reino Unido tienen fijado un umbral de 100.000 euros de ventas, mientras que en Bélgica, Francia, Italia, Austria o España el umbral es de 35.000 euros.

 

Casos de ejemplo

IVA en las ventas

Imaginemos una empresa Española que vende camisetas a través de internet a particulares en varios estados miembros, Italia entre ellos. El umbral de IVA de ventas a distancia en Italia está fijado en 35.000 euros y el IVA italiano para este tipo de productos es del 22%. Si la venta de camisetas de esta empresa en Italia supera los 35.000 euros, ésta tendrá que registrarse a efectos de IVA en Italia y pagar IVA italiano por dichas ventas.

Cabe destacar que las empresas podrán optar por la tributación en destino de todas las ventas efectuadas para un mismo estado miembro aunque el volumen de esas ventas no haya superado el umbral fijado por cada país miembro. Sí que tenemos que tener en cuenta que la tributación y el ejercicio de la opción debe comunicarse mediante la correspondiente declaración censal de alta y modificación en el mes de diciembre anterior al que surta efecto antes del inicio de operaciones si es inicio de actividad. La opción produce efectos, como mínimo, por dos años naturales, pudiendo renovarse.

Así, si la empresa de la que hablábamos anteriormente ha vendido en el año X 60.000 euros con destino a Italia, deberá aplicar IVA italiano en el año X desde el momento en el que supere el umbral de 35.000 euros y en el año X+1 para todas las ventas con destino Italia.

Es importante destacar que existen determinados productos a los que no se les aplica este régimen de ventas a distancia: medios de transporte nuevos, objetos de instalación o montaje, bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección.

                                                                             Pilar Olivero Ferrazzano

                                                                             Sevilla, 7 de mayo de 2018

Este artículo ha sido redactado por Pilar Olivero Ferrazzano, con el apoyo y la experiencia aportados por Juan Luis Pavón Guerrero y José Miguel Rojas Sánchez-Arjona.

En Nersa Asesores, asesoría en Sevilla, te asesoramos en materia fiscal, laboral, contable y mercantil.

Advertencia: El presente documento ha sido elaborado por NERSA ASESORES  y contiene información de utilidad práctica, pero no excluye ni sustituye la necesidad de obtener asesoramiento, siendo el contenido de este insuficiente para la toma de decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

¿Estas de acuerdo con nuestra Política de privacidad ?

close-link