Los impagos voluntarios, cómo actuar

Los impagos voluntarios, cómo actuar siendo autónomo

Imprimiricono para imprimir entrada

¡Hola a todos! Existe un determinado tipo de deudores que a pesar de disponer de los recursos económicos suficientes pero realizan los impagos voluntarios, no pagan las facturas  correspondientes, bien por comodidad de la empresa o bien por querer pagar otras deudas con anterioridad.

Su estrategia, suele estar claramente definida, ya que aprovechan cualquier incidente u oportunidad para no pagar, sobre todo en los casos en que el acreedor cometa un fallo o despiste que les proporcione una buena excusa.

los impagos voluntarios

Primer paso: exigir

Debemos acabar con nuestro miedo a hablar de dinero, nuestro trabajo tiene un valor, y eso hay que cobrarlo. Según un estudio en Finlandia, el 74% de las facturas se cobran en los 30 primeros días, mientras que en España tan sólo el 50% de las facturas se pagan en el rango de los 60 días. Estos plazos de pago son los que marcan la Ley 15/2010 para los impagos voluntarios,  que fija desde 2013, unos plazos máximos de pago en las operaciones comerciales de 60 días en el caso de la empresa privada y de 30 días en el caso de las Administraciones Públicas, a contar a partir de la entrega de los productos o prestación de los servicios.

En España, tan sólo el 5% de empresarios reclaman este porcentaje mientras que en países como Suecia lo normal es que lo exijan hasta el 98% de los mismos y eso que la protección jurídica de este país es mucho mayor que en el nuestro.

Cómo reclamar

Lo primero es informarnos bien sobre la legalidad y nuestro cliente, cosa que podremos hacer en Nersa Asesores. Desde una primera posición os recomendamos tratar al cliente siempre con firmeza, informándoles de que si no abonan puntualmente sus facturas, se verán penalizados con gastos de recobro tal como señala la legislación vigente.

Cobrar por anticipado es una práctica habitual de muchos profesionales autónomos para evitar los impagos voluntarios. Pero si lo anterior no resulta suficiente, se le comunicará al moroso reincidente que si no paga lo que tiene pendiente, podrá ser incluido en bases de datos de morosos, o se le anularan las líneas de crédito que tiene con la Empresa Proveedora.

En los supuestos de que no atienda a razones, se le anunciará que acudiremos a los Tribunales en reclamación de las deudas pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

¿Estas de acuerdo con nuestra Política de privacidad ?

close-link