Pasos para crear una empresa: los impuestos

Imprimiricono para imprimir entrada

Desde Nersa S.L, su asesoría de Sevilla, le vamos a explicar los tres impuestos que debe conocer para ir paso a paso creando una empresa o una nueva actividad.

Estos impuestos son el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Impuestos para emprender

Impuesto sobre actividades económicas (IAE): Son actividades económicas aquellas de carácter profesional, empresarial o artístico, siempre y cuando impliquen la ordenación por cuenta propia de recursos humanos o medios de producción, o ambos, con el propósito de participar en la distribución de bienes y servicios.

Se puede dividir en actividades profesionales, empresariales y artísticas. Las actividades empresariales son aquellas mineras, comerciales, industriales o de servicios, las actividades de carácter profesional ejercitadas por entidades o personas jurídicas, y la actividad ganadera independiente. A las actividades profesionales se le aplicará este impuesto siempre que sean practicadas por personas físicas. Las actividades artísticas incluyen el cine, teatro y circo, baile, música, deporte y espectáculos.

– Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Se considerarán actividades económicas las que impliquen la ordenación por cuenta propia de factores de producción, humanos y materiales, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes y servicios. Es preciso que dicha actividad se desempeñe regularmente. En la legislación del IVA se incluyen como actividades profesionales o empresariales, las comerciales, las extractivas, las agrarias, los servicios, las industriales y las actividades liberales y artísticas.

– Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): Son rentas de actividades económicas las que procediendo del trabajo personal y del capital de forma conjunta, implican por parte del contribuyente la ordenación por cuenta propia de medios de producción o distribución de bienes o servicios. Se recogen en la ley del IRPF las siguientes: actividades de fabricación, de extracción, comercio y prestación de servicios, entre las que destaca las agrícolas, artesanas, ganaderas, forestales, mineras, actividades liberales, actividades artísticas, deportivas, y de construcción.

Un caso particular se trata del arrendamiento de inmuebles, que será valorado como actividad económica cuando para el desarrollo de la actividad haya un local destinado para la actividad y se tenga empleada al menos a una persona.

Esperamos que les haya servido esta explicación, y deseamos desde nuestra asesoría, que cualquier clase de consulta que deseen hacer respecto al tema, nos las hagan constar y nos pondremos en contacto con usted para solventar cualquier duda con nuestro equipo especializado de asesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

¿Estas de acuerdo con nuestra Política de privacidad ?

close-link